Música

En tiempos de Semana Santa, la música adquiere una singular importancia en nuestras iglesias, calles y plazas. Dentro de la música sagrada encontramos la Pasión, un género que consiste en la musicalización de un texto relacionado directamente con la Pasión y Muerte de Cristo.

En esta oportunidad, la Orquesta de Cámara de Chile, bajo la batuta de Alejandra Urrutia, junto al coro y solistas de Ensamble Libre, dirigido por Paula Elgueta, interpretarán la Pasión según San Juan, escrita por Johan Sebastian Bach entre 1722 y 1724.

Esta pasión oratórica –destinada a servir como muestra para la candidatura de Bach al puesto de cantor (responsable del coro)- se representó por primera vez el Viernes Santo de 1724 en Leipzig y fue la primera obra de grandes dimensiones escrita para esta ciudad.

Tal y como era costumbre en la época, Bach añadió al texto evangélico composiciones poéticas que se concretan en forma de arias o ariosos para resaltar una idea o dar mayor alcance dramático. La narración bíblica aparece en los recitativos de los solistas, como el mismo evangelista, Jesús, Pilatos o Pedro, mientras que el coro representa a los soldados, sacerdotes y otros.

Sin duda, esta pieza, que conmueve por la belleza de las melodías y la intensidad de sus coros- es considerada una de las obras cumbre de la creación coral de Bach.