Artes Visuales

Después de 15 años, el destacado fotógrafo Max Donoso vuelve a Las Condes. Y lo hace con una muestra integrada por imágenes en blanco y negro de diferentes hombres y mujeres de Chile. No se trata de retratos complacientes que revelen el estado del modelo, sino de un verdadero imaginario de nuestra geografía humana.

En LA VENUS DE LAS NALCAS, que se presenta en nuestro Centro Cultural, los retratados representan la identidad e idiosincrasia nacional, y cada uno da cuenta de una historia y de un contexto particular, que logra traspasarse a través de la aguda mirada del autor.

El propio autor cuenta el origen de la exposición y del nombre de la misma: “En un viaje a Puyuhuapi, en el sur de Chile, realicé una fotografía a una mujer frente a un bosque de helechos y nalcas. Esta imagen resultó para mí una encarnación poética de Chile, un ícono simbólico de una venus de nuestra tierra. A partir de esta revelación, hay un movimiento en cadena, un deseo de emprender la búsqueda de estos íconos portadores de una esencia que nos habla del mestizaje, la geografía y la identidad”.

Max Donoso Saint tiene estudios en diseño y cine, pero cree que la fotografía, como cualquier otra disciplina del arte, se aprende haciendo. En casa de sus padres había un laboratorio blanco y negro, y desde pequeño empezó a revelar y ampliar imágenes. Tiene archivos de negativos desde 1977 y desde entonces nunca más dejó de hacer fotografía, tanto de autor como por encargo.

Ha realizado muestras colectivas e individuales tanto en Chile como el extranjero. Uno de los temas que le apasionan, y que ha reflejado en sus trabajos, es el patrimonio histórico y cultural chileno. Es autor de varios libros, entre los que destacan Iglesias del desierto; Iglesias del fin del mundo; La ruta de los naturalistas, las huellas de Gay, Domeyko y Philippi, y Las Condes, una comuna ciudad.